Sencillo método de Lanzamiento

Lo que hago bien
es vomitar
Aprendí gracias a la cerveza
que me dio alergia
y amigos más pesados con quienes andar
Tengo algunas figuritas difíciles
como la barra de un bar
las cortinas de una zapatería
el auto de Charly / Charly that
(También le grité Yo estoy peor que vos
pero fue antes de volcar)
La fama te llega
o te roza y se va…

Vomité rosa / y verde y más

+Procedimiento+
Leo
la salivada cual marea / anunciando el tsunami
oleadas de nausea, en la costanera
Estimo la urgencia
Encaro al depósito elegido
Grito en falso
(abro las compuertas sin grito)
la cancha de tu madre
la punta que nos parió
sos un hijo de tucas
soy un hijo de tuca
Lanzo

El estómago metiendo presión
no es algo menor
son contracciones para arriba
para un hombre, lo más cerca de parir

Cagado a palos
pero aliviado
Enfoco distinto
El sonido es nítido / ya no estoy sumergido

Me lavo la cara
y…
(aviso ilegal: a continuación viene lo que
algunos dan en llamar Pseudocódigo)

Si 1: [siento el estómago relajando]
|——entonces vuelvo a ser
Si no,
|——entonces 2: [Preparado!, el recital viene long play]
|——repetir +Procedimiento+ hasta que 1
Fin Si

 

 

Simón

 

 

 

 

otra cosa mariposa

 

 

Método en detalle prosaico, porque si nomás
Si hay algo que hago bien, eso es vomitar.
Tengo la capacidad de comprender la salivada que, cual marea, anuncia el tsunami. Empieza a llegar por oleadas. Es la nausea, tan simple como eso. Y tras eso, medir la distancia hacia el vertedero más cercano en tiempo. Con esos datos, solo resta levantarse con la urgencia estimada, y llegarse hasta el lugar de depósito. Una vez enfrentados con ese lugar, dirigir la boca como cuando le gritás a alguien en la cancha, o en la calle, o en tu casa, gritar sin grito hacia donde queremos dirigir nuestro contenido. Abrir las compuertas es lo siguiente. Y dejarse llevar.
El detalle del estómago metiendo presión no es algo menor. Son contracciones para arriba. Lo más cerca de parir que podamos estar nosotros los varones.
El vómito te deja como cagado a palos. Pero con cierto alivio. El primero, ya lo escribí muchas veces, se nota al abrir los ojos: Enfocás distinto. Pareciera que la vista nos explica que todo ha mejorado.
Con el oído pasa algo similar. No sé si exactamente se te destapan, pero la nitidez del sonido es mayor. Dejás de sentirte como sumergido en el agua.
Después lavarse la cara, y sentir que el estómago se está relajando en su sitio. Si esto último no pasa, habrá que estar preparados porque el recital viene de larga duración.

Un comentario sobre “Sencillo método de Lanzamiento”

Los comentarios están cerrados.