seca y cara

f100608-14

La oí llorar por la ventana. Entré y dejé mis cosas sobre la silla. No había tenido un buen día y parecía pintar peor. El ruido de la puerta había hecho la magia de cortarle el llanto, como si hubiera entrado en otro mundo. Ahora solo se oían las voces tortuosas de rial y ventura. No dije nada.

Salió del cuarto 5 minutos después. Tenía puesta una camisetita y bombacha. La miré, la observé, tenía esa carita compungida tan hermosa así lavada por las lágrimas. De pronto me habían dado tremendas ganas de amarla ahí mismo sobre la mesa.

–hola mi amor…
–hola… –fue toda su respuesta.
–tas bien?…
–sep… por?…
–no sé… tenés cara…
–cara de qué?…
–cara… de… no sé… de que algo te pasa…
–no me pasa nada…
–no me vas a contar…
–no tengo nada que contarte…
–bue… listo… –me acerqué e intenté un abrazo. No hubo suerte. –posta no te pasa nada?…
–si… posta…
–tons, porqué no me das un abrazo?…
–no sé… no tengo ganas…

Le di un beso, de esos que quieren algo más. Me corrió la cara. Rodeé su cintura con mi brazo y la senté en la mesa. Ella tenía cara de puchero. Besé sus cachetes, besé su nariz, sus húmedas pestañas, su frente. Besé sus labios. Bajé mis manos hasta donde va empezando el culo. Me las apartó.

–ves?… –me dice, impasible. –enseguida querés…
–lógico que enseguida quiero… te veo así tan hermosa que enseguida quiero, todo el tiempo quiero cuando te veo… peor sería…
–no te das cuenta de nada…
–de qué tengo que darme cuenta?… si me dijiste que no te pasa nada… qué mejor que llegar y hacernos el amor para celebrar nuestro amor?…
–ves?…
–veo… –le dije, y me aparté. Ella puso cara de culo.
–veo… –repetí.

Y me fui como había venido. Tomé mis cosas y salí por la puerta que hizo el mismo ruido. Cuando pasé por la ventana ella lloraba. Los imbéciles seguían parloteando en la tele.

Sólo me faltó caminar de espaldas para pensarme rebobinado.

Déja vù. Dejá vó.

f100608-08

r.canapé

Un comentario sobre “seca y cara”

Los comentarios están cerrados.