free as a friday

hermano, te estás hundiendo en tu propia mierda che… no sé si te va a hacer bien leer el libro de bukowski…

Las cosas que hice ayer me resultan tan distantes
que siento que ha pasado mucho tiempo entre ellas y yo…
No sé si es la intensidad de la vida
o las revoluciones de mi cabeza
rellenando los huecos con una densidad bruta
que me aleja de los recuerdos…
(Se me hace imposible pararla)

Egú dice:
Tenemos la memoria repleta de recuerdos, pero recuerdos cortos, fugaces. Para mí lo del puente fueron minutos, te puedo relatar esos 3 meses de agonía en unos pocos segundos. Todo está comprimido. Para mí que le pasaron el Winzip a nuestras vidas, para que ocupen menos espacio, y así vivimos todo, todo comprimido.

estamos metidos en una rueda bastante violenta… salís del laburo a las 18 y cuando llegás a tu casa ya es hora de los noticieros que te alarman de todo lo que había a tu alrededor cuando estabas en la calle… mirás dos fotos en facebook y ya es hora de cenar… mirás un rato de una serie y cuando te diste cuenta estás viendo la que le sigue, y las historias se te mezclan en la cabeza… pensás en cosas, las querés escribir, y cuando vas en el bondi te das cuenta que en realidad soñaste que las estabas escribiendo, y cuando hacés el intento salen puras frases de nada… se te van las ideas como rebotando, pican en la cabeza y desaparecen en la oscuridad… te acelerás, querés soltar en una hoja en blanco todo esto que tenés abarrotado en la cabeza, pegás manotazos intentando pescar lo más importante, antes que toque el pitazo final y tu minuto para ganar haya expirado porque te llega un correo pidiendo que mires un casito de mierda pero que, ya está, ya reclamó la atención por la que te pagan, y el mundo decidió que seguirá girando con vos arriba o abajo, no importa… y te subís al mundo porque siempre está esa sensación de que esperar en el andén de la vida es aceptar la derrota… nunca te llaman la atención esos que no suben al tren porque está lleno? qué están esperando? qué saben ellos que vos no sabés? no sabés vos que detrás de tu tren cargado llegará otro más aliviado?… sí, lo sabés, pero sin embargo cuando las puertas te invitan a unirte a toda la gente que va en ESE tren, te agarra esa angustia de la velocidad, de llegar antes al final, de apresurarte a llegar a donde no querés llegar, de preguntarte porqué ellos arriba y vos abajo, de no soportar la espera… porque vivís en un estado de impaciencia contínua, y las únicas pausas que conocés son las que están llenas de publicidad, y estás convencido que quieren dominarte para que consumas sus productos, que igual consumís porque la ansiedad deja tanto vacío que la única manera de llenarlo es con paladas de cosas y promesas que son afiches, que son imágenes en tu cabeza llenando tu muro virtual y tus ganas recubiertas de ropajes invisibles como los de ese rey absurdo…

yo que sé, el otro día Diegote me decía algo parecido, que él no administraba bien su tiempo libre, que nada lo conmovía…

creo que es un síndrome de nuestros tiempos… estamos tan al palo con el pelotudeo que de golpe todo es superficial… no hay nada que se disfrute profundamente porque no se utilizan los sentidos sobre nada… o sea, todo es tener y descartar… es tan fácil tener algo ahora, que la emoción de tenerlo dura un instante y después pasa a ser mesita de luz, a ser algo más que acompañe al CV social de las personas… no hay nada que se meta en las tripas y te sacuda los pelos desde adentro… no lo hay o no lo vemos?

se me hace que tapamos todo con un colchón de cansancio y dinero… la condena del rico… no somos ricos, pero nada te falta y eso simula esa vida del no esfuerzo… porque si bien trabajamos, no lo hacemos más que antes… así que casi no cuenta ese esfuerzo… es una carrera que no te demanda más que seguir trotando, y el paisaje de pronto se vuelve tan pasivo que si te mirás los pies estás sobre una cinta de gimnasio… todo te pasa por al lado y es lo mismo… es lo mismo ver un culo en la calle que en internet… probaste con un roce? viste lo que pasa cuando estás expuesto a la piel de una mina por más de 20 segundos?… empezás a experimentar que estás despierto y vivo… te das cuenta que la profundidad está, pero uno la tiene tras de un velo…

creo que estamos llenos de palabras y colores, pero nada más… llenos… es como tomar gaseosa, estás lleno de gas, de nada… llenos de títulos y de cuentos… es más, hoy es prioridad tener anécdotas para contar, no haberlas vivido… tener fotos que mostrar, no haber estado cuando fueron sacadas… somos una carpeta de contenidos virtuales y ordenaditos… un muro de facebook, una pantalla esforzándose por tener el mejor protector de pantalla… y detrás no hay nada…

y si algo nos conmueve, seguramente es la intensidad del dolor, de la bronca, de la molestia, del fastidio… en ese sentido vamos siempre más allá… porqué?… será que la balanza siempre desequilibra para el lado de la angustia… quizá inconscientemente creamos que drenando mierda tendremos lugar para las ilusiones y la belleza, para disfrutar… pero no sé si es tan así… creo que deberíamos relajarnos y llorar con una peli, oír mortales una canción… tomar un vino en el medio del campo, sin pensar en el regreso… fumar un porro con algún amigo, y que sea un buen viaje de ida… pegar una pepa en una playa desértica… o sin sustancias quizás, en tu tajamar charlando con el río… leer sin pensar en las páginas que faltan para terminar el libro…

Un comentario sobre “free as a friday”

  1. Me asusta que estemos todos en la misma, me asusta mucho. ¿Te conté que estoy a punto de cambiar de laburo? ¿de nuevo? Una vueltita más en esa ruda, empiezo a marearme, tengo ganas de vomitar todo en este viernes nefasto.

    Gran abrazo

Los comentarios están cerrados.