Archivo de la categoría: virnas en mi casa (magical seconds)

de momento en momento, algo está atento

)crónicas dentro del arte(: veo veo

(crónicas dentro del arte): al ver verás en wallrod

Con mi hijo tenemos una adicción en común: nos colgamos mal con las visualizaciones de winamp. Casi a diario tenemos sesiones, frente a la PC, de música y visualizaciones psicodélicas. Una maravilla de invento. Sueño, y es posta, con algún día tener un proyector para tenerlas en alguna pared de mi casa mientras la música suena en todo el ambiente.

Filtremos. Saquemos a la gente que no disfruta de la música. Saquemos también a los que no gustan de las imágenes flasheras. Saquemos a la gente que no sabe que existen las visualizaciones de winamp. Saquemos a la gente que las conoce pero que no las consume. Saquemos a los que ven winamp en su casa. Saquemos a los que estaban viendo the wall en river, ese viernes. Saquemos a los que no tenían ganas de ningún plan de viernes. Saquemos a muchos que no tuvieron la suerte de enterarse a tiempo. Quedan 20 más o menos. Los 20 que opinaron que no estaba mal ir a la terraza de un Espacio de Arte a escuchar y ver. Y vieron.

Estar metido dentro de las visualizaciones de winamp es un delirio. Imaginen. Que esas visualizaciones cobren sentido, te transporta. Imaginen.

Por alguna razón, me encantan las terrazas. Ver el mundo desde una altura, desde una claraboya al aire libre y anónima. Apreciar las tonalidades de la urbanidad en sus entrañas. La urbanidad no compartida. Es como ver un hormiguero de gente. La intimidad de los corazones de manzana. Futurista, me dijo Javi. Si, el futuro de las ciudades está en sus entrañas. Quizá donde está condensado el pasado. El presente es la calle, lo que siempre “está sucediendo”.

No es multitudinario. Son apenas un puñado de almas cruzadas por alguna mirada, por algún conocido en común, por alguna necesidad lejana de intensidad conjunta. El ámbito, se me antojó como las realidades que leí en muchos libros. Esas situaciones que vomitaban gente zarpada al mundo. La cocina del arte. Lo sub de lo híper. ¿Dónde se hace el arte si no es en su primitiva condensación? ¿Cómo se hace sin estar rodeado de esos héroes anónimos que tendrán la humildad de sólo mencionar que frecuentaban a tal o cual, o poray mostrar tímidamente una foto borrachos y fumados, o mejor? Tendríamos mucho para hablar de esos héroes sin tumba, tanto que son también el artista. Será en otro texto.

Crear esos espacios, estar en ellos, ser parte; es todo un juego maravilloso. Uno agradece esa anormalidad del alma, que lo hizo frecuentar puertas. Las puertas que se abren a otros mundos, maquilladas de hogar sencillo, sin pretensiones, sin altanería. the doors.

Al ver verás. En la terraza de Wallrod. Edificios alrededor. Casas y cosas habituales que significan apenas un paisaje urbano de tantos. Apuesto que si desapareciera algún edificio de esos, casi no lo percibiríamos. Antes de al ver verás. Después de ver, verás. Y el paisaje será diferente. No todos los días se arremolinan vicuñas para interpelarte en tu propio territorio. Al ver verás.

Los edificios vienen a vos y son protagonistas. Hay un televisor protagonista que titila en telefé. Alguien se está duchando en medio del mar. Alguien está cenando con bailarinas que le saltan por encima. La ciudad está más cerca. Vos estás dentro de ella, y dentro de una realidad paralela. La música se te antoja en el mundo. Te juro que en un momento esperé la nieve en la cara.

Las imágenes van y vienen, se multiplican. El universo en dos tanques de agua. El universo encima tuyo. Y la cabeza que te pide la dejes ordenar el mensaje. Porque está convencida que esto no termina. Ideas que germinar. Al ver verás.

Al ver verás. Un simple juego de palabras. Tan profundo que si lo ves, verás. Si no entendiste nada, simplemente es porque aún no viste.

Canal youtube: http://www.youtube.com/user/alvrvras

AlVerVeras FB: Musica.para.mirar.Alververas
Perfil AlVerVeras FB: alververás
Wallrod FB: Wallrod