poestría para un niño dormido

by quito on diciembre 18, 2014


hablemos de que te coma el sistema
de joven
cuando la energía te para el pito
se te quiere salir por los poros
época en que reconocés un dolor de estómago
pero no lo dormís con pastillas
todavía
de joven
cuando todas las ideas son nuevas
y no gastadas utopías
que decidiste dejar
debajo de la pila de revistas
en la mesita de luz
ahí cerca por si sentís frustración
al leer una entrevista a Darín
y después las fuiste
corriendo
las juntaste del piso cuando se cayeron
todas
desparramadas a tus pies
ideas que antes brillaban
ahora marrones un tanto quemadas
las juntás como a un libro desarmado
palmada de uno y otro lado
medio se aprolijan
poray visteás algunas
pero apenas sentís la agujita
de la desazón las guardás
en el primer cajón
y si es de noche
[ponele que este quilombo es a la noche]
te acostás con la luz prendida
no sabés si apagarla si deberías
pensando en que algún nieto
inquieto algún día
se tropiece tus ideas
tus hermosas utopías
y poray tenga los huevos

hablemos de que te comió el sistema
de joven
por esa época en que la gente
empezó a decirte señor
que puede tener que ver con muchas cosas
con que las canas son notorias
o que
estás más arrugado
la joroba se te nota
como una mochila pesada
cabeceás lento para descontracturarte
la cara de mal dormido
no dice en tus ojos
que fue por estar de fiesta
capaz tiene que ver
con que no fumás más porro
o tu semblante transpira
nostalgia de épicas batallas
es como un aura
de seriedad omnipresente
que te delata

hablemos de que te haya comido el sistema
de joven
más o menos cuando cambiaste
todas las monedas
por dos billetes de 20
y te diste cuenta
que eras lo que tu mamá quería
todo contra lo que renegaste
que fuiste metiéndote
mansito en el corral
o medio encabritado
eso fijate vos sabrás
cuánta fuerza hiciste
para terminar el recorrido
en una jaula igualita
a la de todo el mundo

hablemos de que te coma el sistema
de joven
cuando una mañana sentís la mordida fuerte
que no te suelta
te desgarra por dentro
te deja la carne tierna
un pedacito cuarto creciente
como una pesadilla latente
que arrastrás por uno o dos días
hasta que el dolor se adormece
y en la zona no hay más sensibilidad
algo se comió el punto nervioso
la capacidad de dolor o cosquilla
una anestesia progresiva
que no supiste
controlar
ni siquiera de dónde venía
tan joven que sos
que te mirás al espejo y se te para el clítoris
de lo sobrada que estás
de energía pura fresca
de ganas de mostrarle las firmes tetas al mundo
ponerle el pecho al cambio
ser agente activo
cachetear la modorra estúpida
de clases
ser ejemplo de generaciones futuras
estandarte de ideales
pero tan joven que imprudente
y hoy no sentís las rodillas
ya ni te duelen
te acostumbraste sin notarlo
a doblarlas
a no prestarte atención
a que todo cuanto hacés
es por un manojo de utopías
olvidadas en el otro saco
el de invierno que tanto te gustaba
pasaron de moda
igual que las bufandas
y las polillas ay! qué letales
se comieron tus alegrías
tus sonrisas anhelantes
con mirada perdida en el plano deseo

hablemos de que te coja el sistema
de joven
cuando nadie te madrugaba
vos que la viste
a tu alrededor nadie entendía
preferían la comodidad sedada
su vida rentada al mejor pastor posible
pero pensabas
la verdad es locura o muerte
si la ves no hay vuelta atrás
esa época en que eras
el arbolito con más luces
que nadie te enlazaba
porque venías a clavar el taco
rebeldía y resistencia
te indignaba la mansedumbre del rebaño
te envalentonaban algunos ojitos
de vaca muerta pidiéndote ayuda
que hagás por ellos lo que no se animaron
ellos por ellos
rompiste un par de palenques
entonaste a gritos tu lado más zurdo
pretencioso Jesús en sinagoga
un día te dormiste
en tu sueño de héroe
el viento de una brisa
caribeña ponele
fue apagándote la vela
susurrándote tranquilo mi chiquito
el que no llora no mama
el que grita sólo espanta
tranquilo mi chiquito
vamos a dormir antes que se te haga tarde
que mirá qué tarde
así nunca vas a llegar
entonces te guardaste
en los sueños
en noches de vigilia
de rebeldes series por torrent
y acá estás
surfeaste una ola pensando
que para vos no era el mar
y lento te fue tragando
hasta que perdiste tu orilla
aprendiste a beber tu meada
y comer todo con sal
te decís estar dulce
pero cuando quisiste remar
no había fuerza en tu brazos
ni lugar a dónde apuntar

haya piel

by quito on noviembre 27, 2014

garchémonos a la literatura
metámosle los dedos
sintámosla dentro
húmeda
caliente
viva
que su latido nos excite
nos eyacule la cabeza
que sus músculos
nos retengan y nos tensemos
sintamos sus contracciones
sus fricciones
su manera de coger salvaje
su estado bruto
su instinto de supervivencia
y multiplicación

y dejémonos
que nos garche también ella
porque cuando se coge
lo inmejorable es que gocemos todos

la ventana

by quito on octubre 23, 2014



Me duelen las piernas
De tenerlas atadas
Dobladas bajo el culo
Entre el culo y una silla
Que parece cama de clavos
Acá mirando por esta ventana
El mundo como si fuera un sueño
Pasando a los gritos
Bondi de hinchas contentos
Las piedras de los contrarios
También palos veo
El mundo se va la mierda
Me agarro de la ventana
Del marco meto la cabeza
Apoyo el ombligo en la madera
Me balanceo a los gritos
Agitando mi bandera
Vuelan botellas
Una bandada de pájaros
Nos caga lluvia de mierda
Para ellos somos hormigas
Yendo y viniendo
Temiendo los cambios
De estación
Me pellizca el jefe
Me mira con cara de papi
Cara é chota
¿Qué estás haciendo?
Estoy descubriendo el mundo

el precio de la felicidad

by quito on octubre 23, 2014



la felicidad vale barata
con mirar a un costado
otra desdicha nos agiganta
inflamos el pecho
nos regodeamos
ponemos cara de
y al rato
otra vez
que todo está tan caro
que así no podemos vivir

más amable

by quito on octubre 22, 2014



te dije el otro día
que me gustaba cuando te corrías para un costado
el flequillo stone
apenas detalles que te hacen
todavía más gustable
igual que el rodete
desprolijo atado con el pelo mismo
deshaciéndose
el cuello rayado
por los primeros cabellos rebeldes
que se dejan por el viento

será mi debilidad
por lo espontáneo
la bombacha a medio sacar
las tiras del corpiño asomando
lo convexo de la cucharita
a mitad de la noche
partiendo el sueño
restándole importancia al hecho
de que haya empezado otro día aburrido

también te dije el otro día
que a veces pienso
que pierdo todas las batallas
[aunque igual no sé bien
cuándo las gano]
supongo que verte amable
floreciendo como toda flor
al mundo sin exclusividades
y acá yo
disminuido por un ojo
de cóndor indiferente
pensando que los otros
ven en vos muchas otras cartas
matando esos pensamientos
que si me dejo me aplastan
me vuelve inseguro
el miedo
: es la clase de incomodidad
que la pone difícil
susurra al oído
promesas de cosas rotas sin arreglo

brillos sobre el cristal
destellos de luz
provocan picos de amor
que extrañe
que anhele
que ansíe
y me maree
no pensarte como algo resuelto
como deber cumplido
teta de mis crías
me hacen pensar
en que no sos un trofeo
en mi vitrina de la vida
que podés marcar distancia
de todo nuestro circo
con una colección de instantes
esperando que me anime
a despegarlos
a descubrirlos
de lo que el tiempo
me oculta cual follaje
que me anime a ser otro tipo
no el padre de tus hijos
otro que te apriete contra la mesada
te saque el velo de madraza
te mire y te den ganas
de explicarme
que no tenemos tiempo
para nada
pero que no bajemos los brazos
que siempre se puede
estar solos en manada
explicáme que sos cómplice
de mis urgencias
y dame al menos alguna seña
de que también yo
tengo chispazos que a vos
te hacen mover las piernas